Nuestra Obra

A lo largo de su vida, Don Orione llenó de caridad “los surcos llenos de odio y de egoísmo que dividen a los hombres”. Por eso nuestra obra abarca la contención y promoción humana, para dignificar a las personas y atender sus necesidades. Tenemos a nuestro cargo Cottolengos, hogares para personas con discapacidad y para chicos vulnerables, institutos educativos, un centro de contención de adicciones, misiones y un área pastoral. Todo esto se lleva adelante en nuestras 22 casas religiosas, con el acompañamiento de 126 hermanas.

Hogares para niños vulnerables

Hogares para niños vulnerables

Una de las primeras preocupaciones del Apóstol de la Caridad cuando apenas tenía 20 años y todavía era seminarista, fue abrir un colegio en un humilde barrio de Tortona (Italia), demostrando su preocupación por los jóvenes y el futuro. Lamentablemente, la niñez a veces se ve amenazada por el comportamiento de los adultos. Muchos chicos son extraídos de sus familias por situaciones de riesgo y violencia. Nuestros hogares acogen a estos niños y niñas para otorgarles la contención, el cariño y ambiente familiar que necesitan y merecen. Nuestros hogares y centros de día protegen a 150 menores.

Cottolengos y hogares para personas con discapacidad

Cottolengos y hogares para personas con discapacidad

A contramarcha de una postura generalizada en su época, Don Orione siempre cuidó de los más desvalidos y procuró brindarles un espacio de inclusión, que bautizó Cottolengos en honor al San José Benito Cottolengo. Estos hogares apuntan a ser lugares de bienestar y seguridad para sus residentes, así como también propiciar un ambiente para estimular al máximo el desarrollo intelectual, físico, humano y espiritual de quiénes allí viven.  Para lograr esto se realizan talleres de arte, manualidades, programas radiales de inclusión, kinesiología y fisioterapia, junto al acompañamiento de profesionales y voluntarios.  Actualmente, en nuestros Cottolengos y hogares residen unas 374 personas con discapacidades intelectuales y/o físicas que son atendidas íntegramente.

Educación

Educación

Luego de fundar diversas comunidades educativas, San Luis Orione delineó la pedagogía cristiano-paternal, que proponía “una educación católica vivenciada” y un corazón abierto a los alumnos. Mientras que la máxima educativa de finales del siglo XIX era “la letra con sangre entra”, la pedagogía de Don Orione postulaba reprender (cuando fuera necesario) “con palabras y modales corteses que provoquen afecto y estima”.

Con diversas actualizaciones carismáticas y contextuales, hoy ese método sigue vigente en nuestras cinco instituciones educativas orionitas que abarcan a más de 2200 alumnos. 

Casas y presencia religiosa

Casas y presencia religiosa

Consagramos nuestra vida para difundir el conocimiento y el amor de Jesucristo. Por eso nuestras comunidades religiosas desarrollan tareas eclesiales para acercar la Palabra de Dios a los más pobres y necesitados, no sólo dentro de nuestras casas, sino acercando nuestra presencia adonde haga falta.

Nuestra comunidad es vasta y su campo de acción también lo es. Trabajamos además en:

La prevención y el tratamiento de adicciones o dependencias. La adicción es una enfermedad física y psíquica que deteriora la vida de quienes la padecen. Acompañamos y brindamos asistencia espiritual y emocional a los que luchan contra ella.

La presencia sanitaria en hospitales públicos: Durante los momentos de padecimientos y enfermedades consolamos y acompañamos en la oración a quiénes lo necesiten.

El cuidado de adultos mayores: Contamos con un complejo específico que alberga ancianos en situación de calle, donde son cuidados para que pasen sus últimos días en un ambiente seguro y confortable.

Misiones a países extranjeros. Por el particular carisma de Don Orione, el origen de nuestra congregación tiene una fuerte impronta misionera, con el objeto de llevar la Caridad a cada rincón del mundo.
Es necesario el apoyo a las misioneras a través de la ayuda material y la oración, para que las enviadas del país puedan continuar con su servicio de misión en distintas partes del mundo.